Saltar al contenido
Culturizandonos

Oraciones Católicas básicas para estar en Paz

Aquí te comparto un verdadero significado de vivir en paz con Dios, las oraciones católicas básicas y muchas mas oraciones que debes aprender para que siempre estés protegido y bendecido.

Muchos de nuestros lectores de todo el mundo nos han pedido que compartamos un articulo como este ya que necesitan un vinculo de paz y tranquilidad. Otros lectores son padres que necesitan oraciones para ayudar a hacer los trabajos de sus hijos y cuidar de ellos.

Nuestro propósito es ayudarle y para ello te presento a continuación todas las oraciones que debes conocer si eres un católico.

Cuales son las oraciones católicas básicas que debo aprender?

Desde mucho antes que Jesús llegará a la tierra ya se conocía algunas de estas oraciones; pero con su llegada tuvieron algunas modificaciones que como hijo de Dios solo él puede hacerlo. Pero siguen siendo a día de hoy las mismas. Y son las siguientes.

La Señal de la Cruz

Todo católico hace esta señal antes de cada oración, sea para pedir la bendición de los alimentos, agradecer, entrar a una iglesia y otros mas. Esta es la oración mas corta y fácil.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

El Padrenuestro

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén.

El Avemaría

Dios te Salve, María, llena eres de gracia; el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Credo de los Apóstoles

Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la Comunión de los Santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

Credo Niceno

Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo Bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén.

La Salve

Dios te Salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos, y, después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María!.

Acto de contrición

Pésame, Dios mío, y me arrepiento de todo corazón de haberte ofendido. Pésame por el infierno que merecí y por el cielo que perdí, pero mucho más me pesa porque pecando ofendí a un Dios tan bueno y tan grande como tú. Antes querría haber muerto que haberte ofendido, y propongo firmemente no pecar más y evitar todas las ocasiones próximas de pecado. Amén.

El Ángelus

El ángel del Señor anunció a María. Y concibió por obra del Espíritu Santo. Dios te salve, María… He aquí la esclava del Señor. Hágase en mí según tu palabra. Dios te salve, María… Y el Verbo se hizo carne. Y habitó entre nosotros. Dios te salve, María… Ruega por nosotros Santa Madre de Dios. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

Oración:

Infunde, Señor, tu gracia en nuestras almas, a fin de que habiendo conocido por la voz del Ángel el Misterio de la Encarnación de tu divino Hijo, podamos, por los méritos de su Pasión y de su cruz, alcanzar la gloria de la Resurrección. Por Cristo, nuestro Señor. Amén.

La Regina Coeli

Alégrate, reina del cielo, aleluya. Porque el que mereciste llevar en tu seno; aleluya. Ha resucitado, según predijo; aleluya. Ruega por nosotros a Dios; aleluya. Gózate y alégrate, Virgen María; aleluya. Porque ha resucitado verdaderamente el Señor; aleluya.

Oración:

Oh Dios, que por la resurrección de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, te has dignado dar la alegría al mundo, concédenos que por su Madre, la Virgen María, alcancemos el goce de la vida eterna. Por el mismo Cristo Nuestro Señor. Amén.

Oración al Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía, Señor, tu Espíritu y serán creados. Y renovarás la faz de la tierra.

Oración:

Dios, que has iluminado los corazones de tus fieles con la luz del Espíritu Santo, danos el gustar todo lo recto según el mismo Espíritu y gozar siempre de su consuelo. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Oración al Ángel de la Guarda

Ángel de mi guarda dulce compañía no me desampares ni de noche ni de día. No me dejes sólo que me perdería.

Por qué rezar estas oraciones religiosas?

Quizá la pregunta está demás; pero es normal tener dudas e interrogantes como esta, y es que la mejor respuesta para la pregunta es que rezar estas oraciones religiosas son un gran beneficio para nuestra vida espiritual y paz del alama. Nos acercan mas a Dios y también nos mantienen libre de pecados y tentaciones.

  • Son una manera de servir a nuestro padre celestial
  • Mantener una comunicación mas cercana con Dios
  • Fortalecer nuestra fe y armonía espiritual
  • Estar libres de todo mal
  • Ser mas cuidadosos de nuestra vida

Oraciones católicas para rezar

A continuación podrás encontrar una galería de imágenes con oraciones que te serán de mucha ayuda para afrontar todos los momentos de la vida, ya sean de felicidad o de tristeza. Recuerda Dios siempre está dispuesto a escucharnos y darnos lo que le pedimos; pero debemos hacerlo con el corazón.

Beneficios de las oraciones católicas

Estas oraciones católicas muchas personas también las conocen como oraciones religiosas, las mismas que tienen un conexión directa con Dios y esto nos acerca mas a el. Y los beneficios son muchos, entre ellos son:

  • Paz
  • Amor
  • Humildad
  • Protección
  • Sanidad
  • Fortalecimiento de nuestra fé
  • Generosidad

Todos estamos invitados a disfrutar y gozar de todos estos beneficios, para nuestro padre celestial no hay buenos ni malos, para el todos somos sus hijos y siempre estará para escucharnos. Solo debemos ir con el corazón arrepentido y llenos de humildad en cada oración.

HOLA!

La Dra. Rosario Martínez, te enseña como hacer un Proyecto de Tesis desde CERO, sin importar el país.

Ver más